13 de agosto de 2009

Cómo ser un cabrón

Para terminar con este ciclo de tutoriales sacados de revistas de superación, pondré el último de la serie a continuación. Espero que cumpla con el buen estándar que se busca.


Seguro conoces un wey así: el burlón, engreído, machista idiota que trata a las mujeres como si fueran reemplazables, mientras ellas están esperando en fila para subirse a su cama. Los hombres odian estos tipos, pero las mujeres los aman.

Pregúntale a cualquier mujer soltera en la calle qué es lo que está buscando en un hombre. Casi siempre, ella te dirá que quiere un buen tipo, con mucho sentido del humor y que la trate bien. Pero al darse la vuelta, va a taparse la boca sola, porque tratará de conseguirse un cabrón, para que use y abuse de ella.

¿Qué diablos está pasando aquí?

Como se puede ver, lo que las mujeres dicen y lo que realmente hacen generalmente está a kilómetros de distancia; incluso, la típica costumbre de las mujeres de auto-engañarse no puede cubrir esta distancia ("Es que lo puedo cambiar, y lucharé por eso"... por Dios...). Así que conviene saber en primer lugar algunos de los rasgos típicos de un cabrón y ver qué podemos aprender todos de él.

Un cabrón típico:

* Es engreído, arrogante.
* Siempre busca primero su beneficio.
* Le valen madre las necesidades de una mujer.
* Hace lo que quiere, cuando quiere hacerlo, independientemente de lo que cualquiera piense.
* Actúa como un irresponsable siempre.
* Siempre es el más rudo.
* Explota su sexualidad masculina.
* No es ni remotamente un "buen" chico.
* Trata a las mujeres mal.
* Utiliza a las mujeres sólo para sexo.



Es decir, todos son rasgos de carácter negativo. Sin embargo, las mujeres se le acercan por dompadas a estos cabrones. ¿Por qué? Ninguna mujer cuerda elegiría abiertamente que se abuse de ella, por lo que debe haber otros factores que operan aquí. Para encontrar la respuesta, debemos examinar el lado positivo de los rasgos de los cabrones para ver realmente por qué las mujeres son atraídas a ellos.

Un cabrón suda masculinidad salvaje, la independencia y la confianza. Para las mujeres, estos rasgos (sobre todo de confianza) es un afrodisíaco. El problema es que, en manos de los cabrones, la confianza se convierte en una arrogancia egoísta. Pero las mujeres están respondiendo a tipos como este desde un punto de vista puramente elemental, a un nivel emocional.

Al igual que los hombres se calientan con la feminidad de una mujer, también las mujeres se emocionan con hombres que muestran más masculinidad, y los cabrones la tienen por toneladas. Lo que está pasando aquí es que hay una reacción visceral hacia los hombres que demuestran confianza y fuerza, y quedan ciegas a cualquier otra cosa.

Por lo tanto, el truco está en ser un cabrón o aprender a quitar los rasgos negativos de un cabrón y tomar las cosas positivas de los cabrones para hacer que funcionen para ti (en otras palabras, para convertirse en un cabrón, sin serlo realmente). De esta manera, puedes mantener tu estado de caballero, sin convertirte en un pendejo abusivo.



Aquí algunas cosas que se pueden hacer para mejorar el estatus de "cabroncito":

1. Demuestra la independencia.
Actúa como si te importara poco tener una morra. Nunca cambies lo que eres por complacer a una mujer o con la esperanza de que la tendrás en tu cama. Involúcrate en tu propia vida y en tus propios intereses. Invierte un montón de tiempo en cosas de hombres. Tu actitud debe ser: "Esto es lo que soy. Si te gusta, bien; si no, vete."

2. No muestres emociones.
Sé indiferente y no muestres que te preocupas. Debes tener una cara de autocontrol en todo momento. Mantente misterioso y no permitas que las mujeres sepan lo que estás pensando. Que adivinen, si les interesa.

3. Limita tus palabras.
Raciona tus palabras y asegúrate que todo lo que dices tiene un propósito. No des información voluntariamente. Simplemente responde a las preguntas si se te pide, con la mínima información posible.

4. Pon la basura en su lugar.
Niégate a tolerar cualquier juego mental de las mujeres. Cuando ella trate de probarte, no entres en su juego: dile que madure. No tengas miedo de decir "no". Mantente en tu terreno, o simplemente aléjate de la situación.

5. Sácala de su pedestal.
Mantén la relación con tus reglas, no las suyas. Si no estás de acuerdo con ella, dilo... no seas un lamebotas con la esperanza de ser recompensado. Y si a ella no le gusta, indícale dónde está la puerta.

6. Enciende tu fuego.
Los cabrones son pura confianza sexual, y las mujeres aprecian a los amantes confiados. Así que no tengas miedo de dejar que brille tu sexualidad natural de hombre. Esto no significa que debas andar sobre las tetas de las mujeres durante todo el día, pero debes estar confiado y seguro de hacerle saber a una mujer cuando te atrae sin convertirte en un imbécil. Y cuando des un paso hacia ella, asegúrate que sabes lo que estás haciendo en el dormitorio.

6. Hazte escaso.
Para las mujeres, los chicos que están demasiado disponibles son demasiado aburridos. Los cabrones son egoistas independientes: no están babeando por las mujeres con desesperación, esperando pedazos de atención. Las mujeres siempre quieren lo que no pueden tener, así que mantente ocupado y escaso. Sé todo misterio. Sé impredecible. Sé un desafío, y dale chance que trabaje para tenerte. Apreciarás el resultado.

7. Enciende la confianza.
Los cabrones siempre dan por hecho que las mujeres los desean. La inseguridad no tiene cabida en sus vocabularios personales. Esto es exactamente lo contrario de la típica desesperación masculina. De modo que tu actitud debe ser que tú eres el pez a atrapar, y no que las mujeres te están haciendo un favor al hablar contigo.



No puedes darte el lujo de ser muy agradable, ya sea atendiendo a las mujeres, estando de acuerdo con cada palabra que pronuncian, pagar por la atención de las mujeres; es decir, todas las cosas que un cabrón jamás hace. Las viejas ven esto como de un "débil" y "pendejito", pero muy tierno.

Sé decisivo en tus comentarios y no dudes cuando hables. No cambies de opinión cuando ya tomaste una decisión. Expresa tu opinión y que no te preocupe ofender a los demás.

Toques finales.

Los cabrones puede ser idiotas, pero tienen mucho que enseñar al wey promedio acerca de atraer mujeres. Observando algunos de esos rasgos típicos de cabrones en acción, se puede aprender a usarlos a tu favor sin renunciar a tu personalidad actual.

Incluso si no pareces Brad Pitt, puedes atraer muchas mujeres simplemente explotando tu confianza masculina.

Nota del editor: Sello de calidad.

21 comentarios:

Venus dijo...

jajajajaaaaa chingaleee don Fulano... duro y a la cabeza. Me has traído no gratos recuerdos de un cabrón hecho y derecho que conocí. Me he topado con algunos que creen serlo, pero sólo ha sido una imagen para sentirse bien ellos mismos, imagen prefabricada en su cabecita obviamente...

Como en las entradas anteriores, creo que no todo aplica a la realidad, aunque en realidad no sé sí realmente así piensen los cabrones de los cabrones.

Lo que sí es que de repente yo siento atracción por el tipo seguro de sí mismo, que no duda, que plantea situaciones de una forma tangible, sin rodeos, que comparte experiencias, que muestra el interés que tiene hacía ti y claro que haya compatibilidad, porque si no a la madre... de aquí no soy!

Tiene razón que cae de la patada el tipo burlón, engreído, idiota y machista, creo que todo exceso es fatal, tanto si eres un cabrón bueno para nada o un cabrón con poses de divo.

Tanto para los juegos mentales de las mujeres como para este tipo de tutoriales, uno no debe tomarse tan a pecho todo esto, porque no es un manual para la vida diaria, quizá si aplicasemos un que otro consejo útile y lo ponemos en práctica, nuestra vida sería un poco más ligera y no tendríamos tantas telarañas mentales en la tan mencionada "guerra de los sexos", que para mí no debe ser una guerra, mejor que sea una convivencia sana, en paz, tranquila, pero a la vez salvaje cuando los 2 cuerpos estén en su mero mole.

Dayanara dijo...

Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajajajajajajaaajajajajaja

Sin duda lo que mas llama la atención de un cabrón es la "seguridad" que tiene en si mismo y el reto que representa captar pero no solo captar, sino mantener su atención y sobre todo lo divertido que puede resultar darle una que otra revolcada a su ego de vez en cuando, pero solo es momentaneo.

En lo personal prefiero alguien que me haga sentir bien, que me respete y me de mi lugar, sin ser un adulador o que haga absolutamente todo lo que yo quiera. Un hombre seguro de si mismo sabe lo que es y no necesita ir por la vida "demostrándoselo" a medio mundo.

Todos los excesos son malos, una habilidad o virtud de la cual se abusa se convierte en un defecto.

Com3ntad0r 4nón1mo dijo...

Que sabroso.

Siempre he pensado que cualquier exceso es malo.
Siempre he pesando que cualquier carencia es mala.
Siempre me ha gustado encontrarme con personas que tienen la inteligencia, tacto y caracter para poder equilibrar armoniosamente el ser un cabron o cabrona, y al mismo tiempo, saber ser amable, respetuoso y educado para su projimo: Lo cortes no quita lo valiente (o cabron, en este caso).

Que bonito poder ser atento y caballeroso con mi pareja abriendole la puerta de auto...acercandole la silla en el comedor, etc.
Que bonito poder ser un cabron con la pasion corriendo por las venas y demostrarle que me vuelve un animal cuando estoy haciendole el amor hasta ya no poder mas...y todavia ir mas alla.

Es muy cierto que la actitud correcta, te abrira muchas puertas...

...y tambien muchas piernas.

Ser seguro de si mismo no es vociferar estupideces en voz alta, no es llevar puestas unas gafas oscuras cuando no son requeridas, no es adoptar poses sobradas (y muchas veces infantiles y mayatonas), no es tratar a las mujeres (y hombres) con desprecio y malos modos. Ser seguro de si mismo es precisamente lo contrario:
respetar a quien tienes enfrente...Tu libertad y confianza en ti mismo, no es pretexto para ser un maldito engreido.

La confianza en si mismo, se gana, no se pretende ni se simula.


Low profile, es mi eleccion.

Venus dijo...

A que muchacho este... cada día me convence más

Anónimo dijo...

carnal, gracias muuuchas gracias, es precisamente lo q me pasa, por eso voy a tener q cambiar mi conducta, porque a las viejas ya no les gusta q las traten pkm les caes con detalles, cariño, cursilerías y chingadera y media y te mandan a la goma por un wey q las trata como el papel de baño q ocupa pa limpiarse el coolo, pero muchas gracias por estos consejos, definitivamente ha muerto un pinche caballeroso, detallista, cursi, cariñoso y amable mas, y ha renacido un kbron, culero, gañan, pasado de lanza

Venus dijo...

Anónimo, se nota que te has topado pero con cabronas... Te recomiendo no te llenes de odio porque se nota que te ha ido mal, realmente hacen falta caballeros en este mundo, ahorta la gran mayoría han pedido civilidad y respeto. Si todavía te queda una pizca de caballerosidad, no la pierdas jamás, ya que es invaluable.

ღ ∂αуαиαяα ღ dijo...

Definitivamente a las mujeres nos sigue gustando que nos abran la puerta del carro, que tengan detalles con nosotros, que nos traten con respeto, el punto es encontrar el equilibrio y la dosis adecuada de lo que das para que puedas mantener el interés.

SØm3K1nÐøfMoN$TëR dijo...

Aqui huele a muerto.

Fulano dijo...

¿Le enterraremos?.

Venus dijo...

psss eentieereeennnle



Ammm... ¿qué vamos a enterrar? o ¿a quién?

XD

Rosa de Lima dijo...

Ay no!!! Qué triste, muchachos. Déjenme les cuento un secreto: no somos nosotras, son ustedes. Podrán 'inventar' mil fórmulas mágicas, podrán ser cabrones o pendejos. TODO LO QUE QUIERAN. Si a la chava no le gustan, no le gustan y ya... aunque cambien su actitud, su forma de caminar o muevan cielo, mar y tierra.
El chiste es quererse tantito y saber retirarse a tiempo.
La química es la química... y los patanes, iuuh, no conozco a una sola chava que le guste que la traten mal.

Anónimo dijo...

Simple compa para ser Cabrón primero piensa en ti es todo con esa idea te vuelves un chingon de poca madre q todas las viejas buscan....

Anónimo dijo...

pos que chingados pues o ses un kabron de poca madre o ses un cursi que le abre la puerta a las mujeres que me aconsejan

Anónimo dijo...

Tienes toda la razon compadre, todos los posts de viejas que se metieron como abejas a la miel dicen que no les gusta que las traten mal, pero aqui estan metidas en el blog de como ponerlas en su lugar jajajaja , teoria probada felicidades. Y si denle mala vida a las mujeres sin golpes claro, pero todo tipo de desplantes y mamadas un desinteres total y sucedera lo que aqui sucede se llenaran de viejas pero en persona. Exito señores!

Abraxes Dark dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Abraxes Dark dijo...

Jajaja pues todo esto es muy cierto, a las viejas les gusta la manta fiada, y que las traten con la punta del zapato, yo siempre fui un caballero, les abria la puerta las trataba bien, y aunque mi interes no fuera el sexo me plantaban e ignoraban, hasta que me volvi un hijo de la chingada. Prueba de que todo esto es verdad es que aqui hay un buen de viejas resongando por que la verdad no peca peor incomoda.
Yo llegue al punto de que si me sueltan una cachetada se las devuelvo. No era patan ni machista, me hicieron así...

Admq dijo...

Yo también he llegado al extremo de replantearme ser un cabrón, pero luego pienso ,¿cuanto tiempo podré aguantar con este disfraz puesto?¿Realmente una mujer que ama ha este tipo de hombres merece la pena? y comienzo a dudar, lo que si tengo claro es que por cada palo que me llevo con las mujeres me vuelvo mas como ellos y puede que al final acabe siendo uno de ellos, incluso pienso que los que llamamos "cabrones" no siempre fueron asi simplemente cuando llegaron al límite cambiaron y que esto forma parte de la evolución personal de todo hombre

Anónimo dijo...

Estoy medio de acuerdo, como consejo les digo que no deben ser cabrones, y mucho menos regresar una cachetada a una mujer, jamás por nada del mundo golpeen a una mujer, pero es cierto que deben ser seguros de sí, es muy simple, si una mujer les dice que no, hay miles que les dirán que sí, así que más que cabrones “dejen de ser hombrecitos”, sean hombres, habrán la puerta del auto para ellas, pero no las idolatren, pues una mujer no es una diosa, es solo una mujer y hay muchas, y jamás permitan que les falten ellas al respeto. Es así de simple. Seguridad. Gracias a esto hace mucho tiempo que no tengo novia, puras amigas cariñosas, y lo mejor es que ellas lo saben, lo permiten y hasta les gusta, lo sienten como una competencia para ver quien de ellas me puede quitar lo mujeriego. Pero eso jamás sucederá, jajajajajaja. Suerte señores.

Carlos dijo...

La neta yo estoy con anonimo, tristemente he sido testigo de muchos casos de amigos que son cabrones y traen a las mujeres trapeando el piso por ellos, y no han sido ni una ni dos ni tres, yo alguna ves me he portado como cabron (no siempre) me gusta ser detallista,pero a veces si te ven la cara por tierno, asi es que es mejor ser cabron, se divierten mas.

Anónimo dijo...

upps, eso si nunca hay que golpear a una dama, soy el de arriba

armandougon MV dijo...

Jajaja como saber que tan cabron soy? Pues siempre cuando me encuentro a otro cabron me gusta competir para ver quien es mas volado XD tengo muchas señoritas que les encanta mi forma de ser(tal ves por que ellas tamb son cabronas)pero no convienen por lo mismo xP