3 de septiembre de 2013

Guerra de fanboys, edición 2013

Nuevamente este año se presenta la repetida secuencia de renovación de consolas de videojuegos, a la cual los jugadores veteranos estamos ya habituados. Este año se completa el "roster" competidor de la mentada Octava Generación de consolas, con el WiiU de Nintendo ya en las calles desde Noviembre 2012, el PlayStation 4 de Sony anunciado en Febrero de este año y el Xbox One de Microsoft anunciado en Mayo.



De acuerdo a "la prensa especializada", la competencia real está entre el "X1" y el "Play 4", ya que son aparatos con similares prestaciones técnicas y vienen de competir de forma similar en la generación anterior. Al igual que en la generación anterior, por Nintendo ahora tampoco nadie da un peso, porque el WiiU es una consola técnicamente inferior, y con las cifras malas de ventas además de una variedad de juegos hasta este momento limitada, aunado a sus anuncios de reducción de precio, pareciera que está en un abismo financiero del que ya no podrá salir, a menos que suceda algo extraordinario con ellos. Este tema (de las bajas ventas) es un factor que no existió con el Wii, que se vendió bien a pesar de estar limitado técnicamente contra sus competidores y a pesar de contar con apoyo limitado de desarrolladores terceros.



Y claro, en cualquier página o foro al que entres aparecerán los ya conocidos bandos de fanboys, con los igualmente conocidos textos, repetidos una y otra vez, sustentados en "hechos y datos" siempre tendenciosos. Aquí un ejemplo de los perfiles:

M$ Fanboy - "Ya verán que Xbox aplastará a la competencia con sus exclusivas y calidad una vez más, lo que le sobra es dinero. Los demás no tienen nada qué ofrecer nuevo y eso no cambiará".

Nintendofanboy - "Nintendo es el único que innova. Ya verán que el tiempo demostrará que ellos tienen la razón".

$ony Fanboy - "Sony es el único que cree en el usuario y lo apoya sin estarlo ordeñando. Nintendo es una basura y Microsoft sólo sigue llenando sus bolsillos sin pensar en nosotros. Esta generación será para Sony como la sexta, con su genial Play 2".

Como siempre, lo único sensato por saber aquí es que todo este asunto es un negocio, y como tal, el dinero definirá qué pasará. Hay muchas historias que podemos rescatar del pasado (como Sony tomando el mercado que Nintendo dejó de lado, o Sega teniendo qué salir del mercado de consolas contando con una consola adelantada a su tiempo, o Microsoft perdiendo dinero con Xbox por ganar penetración en el mercado para su siguiente consola), pero ninguna de ellas garantiza que se vaya a repetir; es decir, no tenemos nada.



Esto nos lleva a la conclusión de que el que entienda a su cliente, el que pueda aguantar más presión y lo que ofrezca le dé resultado, ese será el ganador. Lo que sí se puede aterrizar es que tenemos dos opciones que te ofrecen cosas similares (con logotipo diferente nada más) y uno que ofrece "otras" experiencias, pero en un equipo obsoleto en comparación. ¿Qué es lo que la gente comprará? El mercado (que no los fanboys) nos lo dirá. 

Que el tiempo fluya entonces, porque si el volumen de los fanboys fuese directamente proporcional a su capacidad de compra y se ejerce tal cual, ya tuviéramos la respuesta: Nintendo en quiebra, Microsoft aplastando de nuevo a Sony, pero ambos vivos en duopolio. 

De momento y, como debiera ser todo el tiempo, simplemente disfrutemos los resultados, ya que todos ellos son buenos productos en general y nos darán diversión, cada uno con lo que pueda o tenga.

No hay comentarios: